El peso del objeto que desees colocar determina el tipo de tornillo ideal, así como el material de la pared o superficie.

Pared de yeso: puedes colgar cosas que no pesen más de 9 kg con un anclaje de expansión de plástico, para objetos que pesen más de 9 kg lo mejor es utilizar un taquete de madera o perno.

Pared de concreto o ladrillos y cemento: Te recomendamos no poner tornillos entre las uniones de los ladrillos y siempre utilizar taquetes de madera.

Paso 1: Taladrar un hoyo
Debes asegurarte de que la broca del taladro quede paralela al piso, de no ser así el tornillo no podrá sostener mucho peso. El hoyo que taladres debe ser más profundo que el tornillo que vas a colocar.

Paso 2: Colocar un taquete
Coloca el taquete (de madera o plástico) en el hoyo y empújalo, puedes ayudarte con un martillo sólo si el taquete que usarás es de madera.

Paso 3: Atornilla
Alinea el tornillo al taquete y con ayuda de un desarmador gira el tornillo con dirección de las manecillas del reloj hasta que termine la rosca.

De ser necesario, saca el tornillo girando hacia el lado contrario a las manecillas del reloj dejando lo suficiente para colgar el objeto que deseas.